viernes, 8 de marzo de 2019

Bienvenidas a Mi Bebé

Justo en el día de la mujer, comienza este hermoso viaje para nosotras. Inauguramos este nuevo blog llamado Mi Bebé y compartimos algo que tiene que ver sobre el ser madre.

Bienvenidas a Mi Bebé

Bienvenidas a Mi Bebé

La gente a menudo dice "no hay trabajo más difícil que ser madre" cuando estás embarazada. Tú sonríes y asientes mientras piensas con aire de suficiencia: "He tenido algunos trabajos bastante difíciles". Entonces nace tu bebé. Estás instantáneamente y simultáneamente enamorada y en shock. "¡Soy responsable de otro ser humano!" Es raro, pero pese a la responsabilidad y la dificultad, amamos ser mamás. ¿Por qué anhelamos uno de los trabajos más difíciles del mundo? Aquí les traemos cinco buenas razones por las que pensamos que ser madre también es el mejor trabajo del planeta.

1. El amor. La gente también te dice que nunca experimentarás el tipo de amor hacia otro ser humano como el de madre a hijo. Al ser madre te darás cuenta que estás de acuerdo.

2. Aprendizaje. Si como madre te preguntan "¿quiénes son tus profesores y cómo te han influenciado?" Seguramente vas a responder: mi hija o mi hijo. No importa lo que hagas, tus hijos te enseñarán mucho a lo largo de tu vida.

3. Desafío. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. Otra afirmación molesta y verdadera. Los obstáculos y las dificultades en la vida son lo que nos hace las personas que somos. Cuando encontramos desafíos es cuando crecemos y nos convertimos en una mejor persona y créeme, si eres una madre o un padre, encontrarás desafíos.

4. Cosas simples. Nadie sabe apreciar las alegrías simples de la vida mejor que un niño. Son tan curiosos y felices que nos recuerdan reírnos ante un ruido extraño, mirar a los ojos de alguien cuando les sonríes, amar como si no entendieras el dolor y simplemente disfrutar de la belleza del mundo que nos rodea. ¿Necesitamos una razón cinco?

5. Respeto por mi mamá. En el día de la mujer, me siento más que agradecida por mi propia madre. Estoy bendecida con una madre que ahora es una mejor amiga, alguien con quien disfruto mucho estar cerca y confiar completamente con mi hija. Sé que tengo suerte. Sin embargo, también me recuerda el dolor del pasado de cuando era más joven. Siento mucho respeto por sus intereses familiares, profesionales y personales, así como por las amistades de una manera que nunca pude comprender antes de tener a mi hija.

Ser madre a veces da ganas de arrancarte el pelo y salir corriendo corriendo de la casa, pero ... y un gran pero gran ... vale la pena. Vale la pena, porque de muchas maneras volvemos a ser niñas.

En este blog, compartiremos ideas, consejos, tips y trucos para se madres o padres y también muchos artículos sobre bebés, salud, maternidad y post maternidad, para que puedas aprender a ser mamá o papá y que tus hijos, sin importar la edad, puedan aprovechar de sus padres.

0 comentarios:

Publicar un comentario