viernes, 11 de octubre de 2019

Ahorrar con la llegada de un bebé

Obviamente la llegada de un bebé es motivo de alegría infinita. Sin embargo, también es motivo de preocupaciones varias, entre otras cosas, del dinero.

Si bien es cierto que los gastos familiares van a aumentar mucho, con estos consejos conseguirás controlar esa subida y, en algún aspecto ahorrar.

Ahorrar con la llegada de un bebé


Échale un vistazo a las facturas del hogar

Al fin y al cabo, un bebé es un habitante más de la casa y eso va a conllevar un aumento de los diferentes gastos de agua, luz o gas.

Te puede parecer una tontería pero estaría bien que le echaras un vistazo a las facturas de luz y gas porque es bastante probable que tengas una tarifa obsoleta y estés pagan más de lo que deberías. Existen muchas compañías comercializadoras hoy en día, con grandes ofertas.

El agua, por desgracia es algo que está muy centralizado por lo que no existen aún diferentes compañías con las que comparar.

La alimentación del bebé

La lactancia materna no solamente es la mejor opción nutricional para el bebé. También te permitirá ahorrar mucho dinero en fórmulas, especialmente durante el primer año de vida del pequeño.

Además, cuando tu bebé ya pueda tomar sólidos, cocina en casa su comida. Esta comida también es más saludable y económica que los alimentos envasados.

También en muchas revistas y en Internet, existen ofertas y descuentos en comida para bebés (y en otros objetos para ellos).

Ten cuidado con lo que vas a comprar

Obviamente nos encantaría que nuestro bebé tuviera de todo y de lo mejor, sin embargo, en ocasiones, se compran muchas cosas que luego no se usan.

Ten en cuenta que a un bebé le regalan muchas cosas. Cosas como el cochecito, la silla para el coche o la cuna, pueden ser cosas que te regalen o que puedas comprar de segunda mano.
También es cierto que, si vas a querer tener más hijos, inviertas en objetos de calidad para que los puedas usar con todos tus hijos y sólo hagas gasto en una ocasión.

En la habitación del bebé también podemos ahorrar. Compra muebles que puedan ser usados hasta que tenga unos cuantos años, es decir, que crezcan con el niño.

Tampoco os recomendamos comprar un cambiador como tal. Puedes comprar uno de tela puesto que es bastante factible que le tengas que cambiar en muchos sitios diferentes.

En cuanto al armario, podéis comprar uno que sirva para toda la vida y usarlo, cuando sea pequeño, para guardar todas sus cosas: ropa, pañales, juguetes...

La trona es importante tenerla puesto que así come más cómodo y seguro. Sin embargo hay tiendas que tienen tronas muy baratas. Compara precios y compra la que más te guste.

Juguetes

Los peluches no son nada recomendables. No estamos diciendo que no tenga alguno, pero la mayoría no sirven para jugar y simplemente acumulan polvo.

Los bebés suelen hacer más caso a nuestras cosas que a las suyas. Una caja de cartón es algo que le encanta, así como los cubiertos de plástico resistente, que además les chifla morder.

La hamaca también es algo prescindible.Un bebé tiene que estar en los brazos de sus padres, en un sitio plano y firme si duerme y está a gusto o en el suelo cuando está despierto, en una mantita o similar, sobre todo a partir de los 6 meses, que es cuando tiene que empezar a girarse, a ponerse boca abajo y a intentar desplazarse.

Muchas veces el bebé simplemente necesita estar con sus padres y entretenerse con ellos. Si que es cierto que juguetes que potencien su movilidad o capacidad de atención son muy recomendables.

0 comentarios:

Publicar un comentario