domingo, 6 de octubre de 2019

Internet y bebés


Está claro que Internet forma parte de nuestra vida diaria. Hay gente que se ha acostumbrado a hacer partícipe a la gente de su vida a través de las diferentes redes sociales y, lo ven tan normal, que lo hacen también con sus hijos. Pese a que Internet tiene muchísimas cosas buenas relacionadas con los bebés (benditos tutoriales para padres primerizos) es cierto que algunos aspectos pueden ser perjudiciales.

Internet y bebés

Presencia de los niños en Internet

Aunque pueda parecer increíble, más del ochenta por ciento de los menores de seis meses tienen presencia en Internet.

La firma de seguridad informática AVG realizó una encuesta en diez países (entre los cuales figuraba España) y recogió datos que demostraban que el 23 por ciento de los niños tienen presencia en Internet incluso antes de nacer (publicaciones de la ecografía). Pero de este porcentaje pasamos al más alarmante, el del 81% por ciento de niños con presencia antes de los seis meses. Cifra que va aumentando conforme pasan sus años de vida.

En Reino Unido, por ejemplo, según un estudio publicado por la compañía Nominet, los padres publican en redes sociales cada año unas doscientas fotografías de sus hijos menores de cinco años. Esto significa que antes de cumplir los cinco, circularán mil imágenes de cada uno de estos pequeños.

Con este hecho están, sin darse cuenta, vulnerando la intimidad del pequeño Un derecho, que también en el caso de los niños, está protegido por distintos reglamentos tanto a nivel nacional como internacional, y que los padres y Estados (en última instancia) deben respetar y proteger. La privacidad de los niños españoles está defendida por la Ley de Derechos y Oportunidades de la Infancia la Adolescencia de Catalunya, la Ley española de Protección del Menor, el Reglamento de Protección de Datos de la Unión Europea y la Convención de Derechos de los Niños.

Beneficios de Internet en los niños

Pese a que parece que Internet es un mundo de adultos, existen gran cantidad de webs dirigidas a los más pequeños y que les enseñan variedad de cosas.

La presencia de Internet en los hogares está creciendo a gran velocidad, y su uso por parte de los más pequeños empieza cada vez a edades más tempranas. Por ello, la utilización correcta depende siempre de la supervisión del adulto, y en cualquier caso es recomendable que su uso no sustituya otros tipos de entretenimiento también adecuado para su edad. Además, también hay que tener en cuenta la seguridad de los niños en Internet.

El primer contacto con Internet del bebé

Si un bebé de pocos meses tiene cerca un ordenador con Internet, tarde o temprano acabará poniendo sus manos en el teclado. Si en vez de retirárselo dejamos que experimente con él, podrá comprobar poco a poco que tocar las teclas tiene un efecto en la pantalla. Habremos conseguido que experimente su primer contacto con la Red y con el ordenador.

La Red adaptada a los más pequeños

Los padres pueden encontrar multitud de recursos en Internet especialmente dirigidos a los bebés, desde radios online hasta páginas para colorear o jugar. El objetivo de estas webs es triple. Son una herramienta educativa, aseguran la diversión y el entretenimiento del niño y le acercan la tecnología.

Niveles de adaptación paso a paso

     Nivel uno : Al principio es necesario que el adulto le descubra al bebé cómo es Internet y cómo puede moverse a través de ella con el ratón.
     Nivel dos : El niño aprende por descubrimiento.
     Nivel tres: El menor asimila que todo lo que hace con el ratón tiene un resultado en la pantalla y aprende a desplazar elementos por ella.
     Nivel cuatro: El niño navega y juega sólo en una interfaz segura, con la ayuda puntual del adulto.

0 comentarios:

Publicar un comentario