domingo, 12 de abril de 2020

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

13 Mitos y costumbres malas que parecen buenas y que generalmente hacen madres y padres con sus bebés. Siempre consulta con el pediatra y quítate las dudas con un profesional de confianza.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Envolverlo como taco : Mantener las piernas del bebé rígidas restringe el movimiento y puede afectar el desarrollo de la articulación de la cadera. Puede provocar un sobrecalentamiento y con esto, un mayor riesgo de muerte súbita.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Dormir boca abajo. Aumenta el riesgo de asfixia. Se incrementa el riesgo de muerte súbita. Esta postura no le permite respirar de forma correcta.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Dormir con gorro y guantes: Aumenta el riesgo de dermatitis por sudor. Riesgo de asfixia. El uso de guantes limita su movimiento. Los guantes interfieren en su desarrollo motor.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Usar cobijas gruesas: Aumenta el riesgo de asfixia. Abrígalo con ropa de algodón por capas, si hace frío, cúbrelo con una cobija delgada que llegue a la altura de su pecho por debajo de sus brazos, no más arriba.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Usar peluches mientras duerme: Aumenta el riesgo de asfixia. Colócalos en un lugar lejos de donde duerme el bebé. Pueden guardar polvo y pelusas.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Uso de fajeros: Solo el pediatra determina si el bebé necesita un tratamiento específico para la hernia. No ayudará a evitar que el ombligo se brote, aumenta el riesgo de infección y afecta la respiración.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Fumar cerca del bebé: Aumenta el riesgo de muerte súbita. El bebé se convierte en un fumador pasivo al respirar el humo del cigarrillo y los daños pueden ser mayores. El bebé puede desarrollar problemas respiratorios.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Vaporizaciones: Pueden quemar o asfixiar al bebé, las sustancias que se utilizan, como el mentol o el eucalipto, hacen que se cierren los bronquios, produciendo broncoespasmos  pueden dejarlo sin aire.


Agua antes de los 6 meses: No se recomienda, ya que los bebés aún no pueden asimilar el sodio, esto provoca deshidratación y diarrea. Los bebés no necesitan agua, la leche materna cubre las necesidades.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Infusiones o té: Riesgo de intoxicación, parálisis intestinal, inflamación intestinal y perforación intestinal.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Horarios fijos de lactancia: La lactancia materna es a demanda. El bebé llora mucho. Deja que el bebé mame el tiempo que quiera de un pecho. No lo cambies al otro hasta que él lo haya soltado.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Probaditas antes de los 6 meses: Incrementa el riesgo de sufrir gastritis y colitis en la edad adulta. Inflamación y parálisis intestinal. Vómitos y aumento de reflujo.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Dejarlo llorar: Su ritmo cardíaco se acelera y puede producirse un infarto o derrame. Los bebés no chantajean, vienen indefensos a un mundo nuevo y necesitan apego. Los primeros meses no pueden producir lágrimas, pero eso no significa que no sufran de verdad.

Mitos y costumbres malas que parecen buenas

Comparte con quienes tienen bebés para que tomen las precauciones necesarias y así evitar accidentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario