Frase para padres #1

Las joyas más preciosas que jamás tendrás alrededor de tu cuello son los brazos de tu bebé.

Frase para padres #2

El único vínculo irrompible en la tierra es el de una madre y su bebe.

Frase para padres #3

El amor a primera vista es el que tienes por tu bebé. Caes tan fuerte que no te puedes levantar de nuevo.

Frase para padres #4

Cada bebé recién nacido es un tipo diferente de flor y todos juntos hacen de este mundo un jardín hermoso.

Frase para padres #5

No supe cuánto amor puede contener mi corazón hasta que alguien me llamó mamá.

Mostrando entradas con la etiqueta Casa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Casa. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de octubre de 2019

Ahorrar con la llegada de un bebé

Obviamente la llegada de un bebé es motivo de alegría infinita. Sin embargo, también es motivo de preocupaciones varias, entre otras cosas, del dinero.

Si bien es cierto que los gastos familiares van a aumentar mucho, con estos consejos conseguirás controlar esa subida y, en algún aspecto ahorrar.

Ahorrar con la llegada de un bebé


Échale un vistazo a las facturas del hogar

Al fin y al cabo, un bebé es un habitante más de la casa y eso va a conllevar un aumento de los diferentes gastos de agua, luz o gas.

Te puede parecer una tontería pero estaría bien que le echaras un vistazo a las facturas de luz y gas porque es bastante probable que tengas una tarifa obsoleta y estés pagan más de lo que deberías. Existen muchas compañías comercializadoras hoy en día, con grandes ofertas.

El agua, por desgracia es algo que está muy centralizado por lo que no existen aún diferentes compañías con las que comparar.

La alimentación del bebé

La lactancia materna no solamente es la mejor opción nutricional para el bebé. También te permitirá ahorrar mucho dinero en fórmulas, especialmente durante el primer año de vida del pequeño.

Además, cuando tu bebé ya pueda tomar sólidos, cocina en casa su comida. Esta comida también es más saludable y económica que los alimentos envasados.

También en muchas revistas y en Internet, existen ofertas y descuentos en comida para bebés (y en otros objetos para ellos).

Ten cuidado con lo que vas a comprar

Obviamente nos encantaría que nuestro bebé tuviera de todo y de lo mejor, sin embargo, en ocasiones, se compran muchas cosas que luego no se usan.

Ten en cuenta que a un bebé le regalan muchas cosas. Cosas como el cochecito, la silla para el coche o la cuna, pueden ser cosas que te regalen o que puedas comprar de segunda mano.
También es cierto que, si vas a querer tener más hijos, inviertas en objetos de calidad para que los puedas usar con todos tus hijos y sólo hagas gasto en una ocasión.

En la habitación del bebé también podemos ahorrar. Compra muebles que puedan ser usados hasta que tenga unos cuantos años, es decir, que crezcan con el niño.

Tampoco os recomendamos comprar un cambiador como tal. Puedes comprar uno de tela puesto que es bastante factible que le tengas que cambiar en muchos sitios diferentes.

En cuanto al armario, podéis comprar uno que sirva para toda la vida y usarlo, cuando sea pequeño, para guardar todas sus cosas: ropa, pañales, juguetes...

La trona es importante tenerla puesto que así come más cómodo y seguro. Sin embargo hay tiendas que tienen tronas muy baratas. Compara precios y compra la que más te guste.

Juguetes

Los peluches no son nada recomendables. No estamos diciendo que no tenga alguno, pero la mayoría no sirven para jugar y simplemente acumulan polvo.

Los bebés suelen hacer más caso a nuestras cosas que a las suyas. Una caja de cartón es algo que le encanta, así como los cubiertos de plástico resistente, que además les chifla morder.

La hamaca también es algo prescindible.Un bebé tiene que estar en los brazos de sus padres, en un sitio plano y firme si duerme y está a gusto o en el suelo cuando está despierto, en una mantita o similar, sobre todo a partir de los 6 meses, que es cuando tiene que empezar a girarse, a ponerse boca abajo y a intentar desplazarse.

Muchas veces el bebé simplemente necesita estar con sus padres y entretenerse con ellos. Si que es cierto que juguetes que potencien su movilidad o capacidad de atención son muy recomendables.

martes, 9 de julio de 2019

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Mudarse es difícil para todos, pero especialmente para los niños pequeños. Para ellos, la mudanza es similar a tener su mundo entero desarmado, que literalmente es lo que está sucediendo. Por eso, aquí le dejamos algunos consejos para hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño.

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Primero, asegúrese de que su hijo sepa que todos se están moviendo, para que no sienta que va a ir solo o que se quedará atrás.

Antes de que llegue el momento de subirse a los camiones de la mudanza para llevar sus cosas sobrantes a los guardamuebles las palmas, si es posible, visite la nueva casa varias veces para que pueda acostumbrarse tanto a su nuevo espacio como a la idea de cambiar de un lugar a otro. Puede reaccionar de dos maneras: podría emocionarse con sus nuevas instalaciones, o se molestará porque nada le parece familiar. Luego, tome fotos de cada habitación de su antigua casa. ¿Hay algún rincón en particular en el que disfrute esconderse? ¿Ha estado marcando su altura contra una pared? Documéntelo todo para la posteridad y reúna las fotos en un álbum que pueda hojear cuando quiera. Si se muda a un vecindario (o estado) completamente diferente, puede incluso querer tomar fotos de la plaza de la esquina o de la floristería en la calle. Si su hijo está acostumbrado a verlos en su camino al parque o a la guardería, los echará de menos.

Cuando llegue el momento de comenzar a empacar, pídale a su niño que lo ayude a empacar su habitación. Esto le asegurará que todos sus juguetes y tesoros la acompañarán, y también se sentirá más cómodo sabiendo dónde están sus cosas. Etiquete sus cajas claramente y colóquelas con las cosas que planea desempaquetar primero. Si va a llegar a su nueva casa antes de que lleguen sus muebles y otras cosas, es posible que desee empacar una caja particular por separado con las cosas más importantes de su niño y llevarla consigo en su automóvil. Asegúrele que nada se perderá en el tránsito.

En su último día en la casa vieja, acompañe a su niño en un recorrido por cada habitación para que pueda despedirse. Si bien este ejercicio puede parecerle tonto y llevarle mucho tiempo, significa mucho para un niño que quiere y necesita una transición más suave. ¿Y quien sabe? Estas despedidas también pueden ayudarlo a encontrar un cierre, especialmente si el lugar que está dejando atrás ha sido el hogar para usted y su familia durante mucho tiempo.

Su hijo necesita consistencia para sentirse seguro, así que una vez que esté en la casa nueva, instale su habitación primero, sin importar cuán caótico sea el resto de la casa o cuánto se esté muriendo por desempacar los cubiertos. Asegúrese de que tenga acceso a todas las cosas que ama y usa todo el tiempo, como sus materiales de arte o sus libros favoritos. Si hace esto, entonces su bebé tendrá un santuario al que ir cuando se sienta abrumado por todas las cajas desempaquetadas en el resto de la casa. Desembale la cocina a continuación, para que sepa que puede obtener comida o jugo de la nevera o pedir algo para comer cuando quiera. Los niños son muy simples, quieren refugio y sustento. También quieren que sus padres los tranquilicen durante este período inquietante, por lo que en las primeras semanas después de mudarse, trate de estar más disponible para él. Si trabaja, tómese un tiempo libre o levántese un poco más temprano en la mañana para poder darle la atención adicional que necesita en este momento tan particular. También puede querer posponer cualquier plan de vacaciones, al menos hasta que se establezca. Cualquier otro cambio en este momento, incluso los más pequeños, como un viaje familiar, podrían hacer que se sienta más perdido o desconcertado de lo que ya se siente.