Frase para padres #1

Las joyas más preciosas que jamás tendrás alrededor de tu cuello son los brazos de tu bebé.

Frase para padres #2

El único vínculo irrompible en la tierra es el de una madre y su bebe.

Frase para padres #3

El amor a primera vista es el que tienes por tu bebé. Caes tan fuerte que no te puedes levantar de nuevo.

Frase para padres #4

Cada bebé recién nacido es un tipo diferente de flor y todos juntos hacen de este mundo un jardín hermoso.

Frase para padres #5

No supe cuánto amor puede contener mi corazón hasta que alguien me llamó mamá.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Un día bajé a mi hija y ya nunca la volvía a cargar

Preparen el pañuelo... Un texto sobre maternidad titulado "Un día bajé a mi hija y ya nunca la volvía a cargar" escrito por la autora Candice Curry y adaptado por Ana Acosta Rodríguez

Un día bajé a mi hija y ya nunca la volvía a cargar

Reflexión : Un día bajé a mi hija y ya nunca la volvía a cargar

La cargué cuando se había lastimado. La cargué cuando estaba emocionada. La cargué cuando estaba cansada. La cargué cuando aún era demasiado pequeña para ver lo que yo podía ver.

Y de pronto un día la bajé y ya no la volví a cargar.

Un día, sin darme cuenta... ella se hizo grande. Demasiado grande para caber en mis brazos. Demasiado grande para colgarse de mis piernas. Demasiado grande para descansar en mi pecho.

Un día la bajé y ya no la volví a cargar.

Un día, sin darme cuenta ella se hizo fuerte. Lo suficientemente fuerte para seguir adelante aunque estuviera cansada; lo suficientemente fuerte para calmar su propio dolor. Lo suficientemente fuerte para enfrentar sus más profundos miedos.

Un día la bajé y ya no la volví a cargar.

Un día sin darme cuenta, ella ya podía ver lo que yo podía ver y más: ella podía ver la belleza del mundo, ella podía ver a aquellos que la sociedad ignora, ello podía ver soluciones donde otros veían problemas.

Un día la bajé y ya no la volví a cargar, sin saber que ese día sería el último.

Más sin embargo, aunque físicamente ya no la cargue siempre estaré ahí para aplacar sus miedos, para ser escuchada cuando lo necesite, para recibir un aplauso por sus logros, para recibir consejo en tiempos de dudas o simplemente para abrazar sin necesidad de palabra alguna.

Pero ya nunca descansará en el borde de mi cadera o se quedará dormida con sus pequeñas piernitas colgando de mí. Ya nunca necesitará mi ayuda para ver por encima de la gente. Ya nunca será pequeña para caber entre mis brazos. Ya nunca levantará sus brazos para que yo la cargue.

UN DÍA BAJÉ A MI HIJA Y YA NUNCA LA VOLVÍ A CARGAR. A disfrutar que el tiempo vuela.

El mejor amigo de mi padre

Una historia fuerte sobre el abuso que puede herir la sensibilidad de los lectores, pero es un claro ejemplo del cuidado que debemos de tener con nuestros niños.

El mejor amigo de mi padre

Historias : El mejor amigo de mi padre

¡Hola! Mi nombre es Giselle
Mis padres me dieron mucho amor,
Fueron unos buenos padres los recuerdo aun con cariño, a pesar de que cada fin de semana
Se reunían en casa con muchos amigos,
Festejaban lo que fuera, mi hermanita Lau de 5 años y yo de 8 años ya sabíamos que nos tocaba dormir en la pieza de arriba, pues se llenaría de invitados, todos adultos, las únicas nenitas éramos Lau y yo, un día de tantas fiestas el mejor de los amigos de casa, subió hasta donde nosotras aprovechando la fiesta, la música, el bullicio,muy fuerte que en casa había, yo al verlo en la puerta de mi cuarto no me espante pues lo conocía muy bien, papi siempre lo traía a comer, sólo que me empujo hacia el cuarto y cerró la puerta yo tenía sólo 8 años no me pude defender, mi hermanita dormía ya, a un lado de la cama.......ese día abuso de mi, el mejor amigo de la familia, aquel que mi padre veía como un hermano, me dijo que no dijera nada, que nadie me creería, pues todos lo querían mucho en casa, lloré mucho esa noche,no pude dormir del dolor que ese hombre me causó, era más el dolor moral,
No entendía nada, mi edad no me ayudaba,
Al día siguiente, mami se levantó ya muy tarde, y subió a mi pieza para que bajaramos a comer algo, no le dije nada, ni ella tampoco notó mi tristeza ni mis ojitos hinchados, comí muy poquito, no tenía nada de apetito, así pasaron unos días
Hasta el otro fin de semana, otra fiesta seguía.
Ese día me encerré en mi cuarto y no abrí cuando tocaban, pues sabía que el señor me dañaría de nuevo, se molesto mucho pero no hizo nada, no quiso llamar la atención.
Un día lo llevo papi a comer, se sentó a un lado mío y me acaricio frente a mis padres, me dijo en voz alta "como te estas poniendo de linda".
Mi padre inocente exclamó "¡si mi niña ya está creciendo bella como su madre!"
Yo como pude me zafé y salí al patio a jugar.
No quería ni verlo cerca de mi,ni cerca de mi hermanita, así pasaron 4 años como pude yo me encondía, me encerraba, aprendí a cuidarme yo sola,las fiestas aun seguían,
Nunca por la mente de mis padres paso que algún invitado nos pudiera dañar, aun cuando ya una señorita era yo, "el amigo" aun insistía, pero yo me escondía,me encerraba yo y también a mi hermanita.
Ahora que soy más grande mis padres ya no viven, murieron en un accidente, "el amigo"ya no me buscó, pues yo ya no era una niña, sabía que podía hablar, hoy tengo 25 años y mi hermanita 22, apenas terminé mis estudios nos cambiamos de ciudad, nunca me atreví a tener novio, mi hermanita está a punto de casarse, yo le huyó a los hombres, ella me dice que no me entiende,que me busque a alguien porque no quiere dejarme sola, pero no aún no estoy preparada para dejar que alguien me toque, nunca le conté a nadie,
Esta mi triste historia, cuiden a sus hijos y no confíen en nadie.

domingo, 25 de agosto de 2019

Qué es la hipnopedia

La hipnopedia consiste en hablarle a tu hijo o hija durante 21 días seguidos, mientras duerme, cuando ya esté en el sueño MOR (sueño profundo) , que se logra aproximadamente 2 horas después de que se ha dormido) con un tono suave, el propósito que deseas que tu hijo logre y siempre terminar la frase, con una palabra cariñosa, con un te quiero o un te amo.

Por ejemplo, si quieres que tu hija o hijo no sea agresivo, ni peleador con sus amiguitos o amiguitas cada noche te acercas a él/ella y mientras duerme le susurras, “mi amor, mañana jugarás feliz, te divertirás compartiendo con tus compañeros, te amo mucho". (Siempre palabras en positivo).

Importante a tener en cuenta cuando practicamos la hipnopedia
Cuando el niño está durmiendo, las palabras van directo al inconsciente, el cual escucha 1.000 veces más que el consciente.

Beneficios de la Hipnopedia:
Ayuda a equilibrar la energía emocional, espiritual y física.
Con esta herramienta podemos ayudarlos a que sean niñas y niños más seguros, felices y que se sientan tremendamente amados por sus padres o cuidadores.

Qué es la hipnopedia

Pongamos en práctica está bella técnica que trae enormes beneficios y nos permite tener más acercamiento con nuestros pequeños y amados hijos.

De hecho, en lo personal ya lo vengo haciendo hace unos meses y doy fe que realmente funciona para mi niño.

Ahora los dejamos que prueben la hipnopedia y esperamos que comenten debajo cómo les funcionó esta técnica positiva para niños pequeños.

¿Qué te parece esta técnica de la hipnopedia? ¿La has probado con tus hijos? ¿Qué resultados te ha dado? No olvides compartir tus experiencias con otros padres del blog y seguirnos en nuestras redes sociales para estar conectado con la comunidad de papás y mamás de MI-BEBÉ.COM, el blog de maternidad y paternidad más completo de la web.

jueves, 15 de agosto de 2019

Los juguetes que tus hijos deben tener en su habitación o sala de juego

A menudo los adultos parecen olvidar para qué sirven los juguetes. El juego es el "trabajo" de la infancia. Mientras juegan, nuestros niños aprenden nuevas habilidades, se definen como individuos y practican relaciones con los demás y con el mundo físico. Cuando esto también es divertido, están aprendiendo que aprender, ser ellos mismos y compartir son experiencias agradables. Los buenos juguetes son juguetes que ayudan a los niños a hacer esas cosas.

Los juguetes que los adultos eligen comprar nos dicen tanto sobre esos adultos como sobre los niños para quienes están comprando. Sus valores, las cosas que consideran importantes para que sus hijos aprendan en términos de habilidades, identidad y relaciones, se transmiten en su regalo, ya sea que lo haga conscientemente o no.

Siempre hay juguetes nuevos y coloridos para elegir. Muchos tienen buen valor de juego. Pero hay algunos juguetes básicos que una sala de juegos bien surtida debería tener sí o sí para fomentar el desarrollo de los niños. Esta lista contiene una docena básica de juguetes para niñas y niños desde preescolar hasta alrededor de los 8 años que puedes encontrar en ofertas juguetes.

Los juguetes que tus hijos deben tener en su habitación o sala de juego

Los juguetes que tus hijos deben tener en su habitación o sala de juego

Bloques para armar. Bloques de madera lisos (muchos de ellos) en tamaños suficientes para alentar horas de construcción, para que el niño juege solo y con otros.
Legos o algún otro juguete manipulador que fomente el desarrollo de las habilidades motoras finas y la creatividad.

Muñecas y algunos cambios básicos de ropa. Nada sofisticado. No hacen falta las muñecas que se arrastran, comen, dicen algo, etc. Por lo general, se rompen con demasiada facilidad y reducen la cantidad de creatividad necesaria al con ellas por las cosas que hacen. Sugerimos tener muñecas con varios tonos de piel en la sala de juegos. Cuando los niños aman a sus muñecas, también lo hacen con personas amorosas que se ven diferentes de ellos.

Juego de cosas de cocina y una caja de herramientas de juego: ambos juguetes para ambos sexos. A los niños les encanta imitar a sus padres y a otros adultos que los rodean y su juego les ayuda a sentirse cómodos haciendo muchas cosas diferentes.

Disfraces: bufandas, sombreros, máscaras de animales, etc. Mira en tus viejos armarios o en viejas tiendas locales y arma un cajón de disfraces para varias horas de juego creativo.

Una colección de animales de goma o plástico: animales de granja, animales de zoológico y definitivamente dinosaurios) y algunos vehículos para jugar con ellos y con los bloques. Los niños pasarán horas haciendo granjas, zoológicos y escenas dramáticas.

Cosas de arte: a montones. Cortadores de plastilina y galletas, crayones gruesos y papel para niños pequeños. A los niños mayores les gusta el pegamento, el brillo, las tijeras para niños y muchos colores de papel.

Pintura de dedos. Cada niño merece ser desordenado de vez en cuando. También puedes incluir un mantel de plástico económico para poner en el piso cuando es hora de la pintura dáctil.

Algo para hacer ritmos y música. Una olla y una cuchara servirán para niños menores de dos años. Cascabeles para el niño pequeño. Algo más complicado como un arpa de pulgar para los mayores.

Una robusta casa de muñecas con algunos muebles básicos y muñecas duraderas que representen a todos en tu familia: la casa debe ser lo suficientemente grande y lo suficientemente abierta como para que los niños realmente puedan entrar y jugar. No te sorprendas si a veces encuentras dinosaurios o animales de zoológico allí. No tienes que pedir una segunda hipoteca para comprar una de esas costosas casas de madera. Este puede ser un proyecto familiar divertido. Busca algunas cajas resistentes para las habitaciones, recorta ventanas y puertas, decora las paredes y pon un trozo de tela en una alfombra. Pequeñas cajas, tapas de jarras, algunas telas y trozos de madera se pueden transformar fácilmente en muebles. Las muñecas se pueden hacer con pinzas para la ropa anticuadas. Incluso si no eres del tipo creativo, recuerda que tus hijos sí lo son.

Cualquier cosa que fomente el ejercicio físico: cuerdas para saltar, pelotas, equipo deportivo básico, patines, juguetes para montar apropiados para su edad. Muchos de nuestros niños carecen de confianza física y competencia.

Un juego de tablero apropiado para la edad: uno o dos, para fomentar el juego cooperativo y la resolución de problemas.

En resumen, para fomentar el aprendizaje y la diversión. . .
  • Recuerda que el juego es el "trabajo" de la infancia. Los juguetes ayudan a los niños a aprender nuevas habilidades y a practicar las relaciones con los demás y su mundo.
  • Cuando elijas un juguete, preguntante si realmente es para el niño o para usted. 
  • No te obsesiones con los juguetes específicos de género. Tanto las niñas como los niños necesitan aprender a sentirse cómodos con los bebés y con las herramientas del mundo en el que van a habitar cuando sean adultos.
  • Entra y juega con tus hijos. Es parte de la diversión de ser padre.

sábado, 3 de agosto de 2019

Poemas y canciones para niños

Para los bebés y niños es absolutamente importante que los padres tengan el valor de cantarles y recitarles poemas. Esto crea un vínculo único de padre-madre-hijo y además estimula la parte del habla del bebé, que comienza a familiarizarse con las palabras, a enriquecer su vocabulario y a encontrar la belleza en la musicalidad de las canciones y poesías recitadas.

En Facebook encontramos 6 hermosos poemas que pueden ser perfectamente cantados, a modo de canción de cuna y queremos compartir un artículo sobre la importancia de la música infantil.

Poemas y canciones para niños

Poemas y canciones para niños

Poema a la rana

Trajecito verde
color esmeralda,
junto del arroyo
descansa una rana.

Los ojos saltones,
las patas flacas
la boca grande,
pero tiene gracia.

Apenas si quiere mirar el agua,
De pronto da un salto...
y... ¡allá va la rana!

Autora : Lázara Maeldiú

Poema perro y gato

Mi perro y mi gato
los dos siempre juegan...
son buenos amigos
que no se pelean.

Así cuando el perro
se va de paseo...
El gato maullando
le dice hasta luego.

Autor: Anónimo

Poemas y canciones para niños

Poemas flores y estrellas

Ofrece el jardín sus flores
que hablan de amor y cariño
entre aromas y colores,
retoza feliz el niño

Desde el cielo las estrellas
risueñas hacen sus guiños;
parecen inquietas ellas
por no jugar con los niños.

Autor: F. Gamboa B.

La semilla

Oculta en el corazón
de una pequeña semilla,
bajo la tierra una planta
en profunda paz dormía.

-¡Despierta! le dijo el calor.
-¡Despierta! la lluvia fría.

La planta oyó la llamada
quiso ver lo que ocurría.
se puso un vestido verde
y estiró su cuerpo hacia arriba.

De toda la planta que nace
esta es la historia sencilla

Autor: Manuel F. Juncos

Poemas y canciones para niños

Poesía : Magia de primavera

-Buenos días, mariquita.
-Buenos días, caracol.

-¿Pasó el amor por tu casa?
-¿Por mi casa? ¡No señor!

-Yo vivo sola en un hongo.
-Yo solo bajo una col.

-¡Que lindo! ¡Que lindo día!
-¡Que lindo con tanto sol!

-¡Primavera está llegando!
-¿Primavera? ¡Ya llegó!

-Adiós, mariquita linda.
-Adiós, señor caracol.

Autor : Heriberto Trejo

Canción de buenos días

Buenos días linda mañana
que acabas de despertar,
ya está abierta la ventana
para que puedas entrar.

Muy contentos estaremos
de tenerte en este hogar,
y en la tarde te diremos
otro día vuelve a pasar.

Autor: Anónimo

Los invitamos además a visitar el blog de Todo Karaoke para encontrar otras bellas canciones hermosas que puedan cantar junto a sus peques de todas las edades, incluso canciones infantiles como las canciones en karaoke de Disney.

Video: Canciones para bebés

Mi esposa no quiere a nuestra hija

Desde el día en el que mi hija nació, me di cuenta de que era alguien especial. La nombramos Zooey, y era el bebé más inteligente que había visto. Con el pasar de cada uno de los meses, amaba a mi niña especial más y más, pero, por alguna razón que desconocía, mi esposa se distanciaba de Zooey a un mismo ritmo. Para el sexto mes, mi esposa ni siquiera podía dar un vistazo en dirección de Zooey. Me daba cuenta de que esto entristecía a Zooey, pero realmente no quería mencionar el asunto. Solo quería que mi hija supiera que la amaba muchísimo.

Zooey dijo su primera palabra cuando tenía cinco meses de edad.
«Papi».

Nunca dijo «mami», no realmente. Ni siquiera «mamá», pero a mi esposa no pareció importarle. En todo caso, finalmente parecía estar de mucho mejor humor.
Para cuando Zooey tenía siete meses, comenzó a caminar. A veces se caía, pero me sentí totalmente impresionado por cuán fuerte era su carácter. En vez de llorar siempre que se caía, solo se levantaba y continuaba intentándolo.
En el primer cumpleaños de Zooey, mi esposa estuvo ocupada en el trabajo. Compartí un día muy especial con mi hija. Le compré un pastel de chocolate para que pudiera derribarlo y devorarlo. No lo tocó, pero se veía perfectamente a gusto con solo observar el pastel con una mirada de maravilla en su rostro.

Pasamos el resto del día jugando con sus regalos hasta su hora de dormir. Mi esposa no llegó a casa hasta las diez de la noche. Le pregunté en dónde había estado, pero solo alzó su palma abierta a la altura de mi rostro y caminó a un lado mío, hacia nuestra alcoba.

Suspiré y vi televisión hasta que me quedé dormido en el sofá. Me desperté por el sonido de mi esposa y Zooey hablando. Mi esposa estaba tratando de hacerla decir «mami». Pero Zooey continuaba aplaudiendo mientras exclamaba «¡papi!» con una sonrisa amplia en su rostro. Esa fue la última vez que mi esposa trató de hablarle a Zooey.

En el día del segundo cumpleaños de Zooey, mi esposa me dijo que se iba a quedar en el trabajo hasta tarde. Traté de rogarle y de razonar con ella para que nos acompañara, pero solo me dijo que no valía la pena. Escuché sollozos desde detrás de mí cuando mi esposa salió de la casa. Me di la vuelta para ver a una Zooey agredida por lágrimas, contemplando afuera de la puerta. Me preguntó si mami no la amaba, pero solo la abracé y le dije que ambos la amábamos mucho. Después de que me separé del abrazo, Zooey me preguntó: «¿Por qué no me habla?». Le dije que mami simplemente estaba estresada, y que no se dejara molestar por ello. Le compré otro pastel, pero me dijo que no le gustaba comer pastel. Pensaba que era muy bello como para ser destruido.

Con un gesto de aprobación, dejé el pastel en la mesa del comedor y saqué tres bolsas decoradas radiantemente de debajo de la mesa. Teníamos la tradición en la que sacaba los regalos para ella y rompía el papel tan cuidadosamente como fuera posible. Le gustaba usar el papel de envoltura a manera de decoraciones pequeñas para su habitación. Los primeros dos regalos eran un juego de listones y un par de libros nuevos. El tercer regalo era una de esas muñecas bebé a las que puedes alimentar y cuidar. Zooey estaba muy emocionada por la muñeca. Jugó con ella en la sala de estar por su propia cuenta hasta que era hora de irse a la cama.

Mi esposa llegó a casa a las once de la noche, y completamente ebria. Parecía que estaba llorando, pero me sentía demasiado cansado como para siquiera tratar de reconocer su presencia. Nuestro matrimonio se estaba cayendo a pedazos, y realmente no sabía cómo repararlo. Pensé que ella solo se iría a nuestra habitación, pero caminó a la mitad de nuestra sala de estar y levantó la nueva muñeca de Zooey. Después de un par de segundos, empezó a abrazar la muñeca y a mecerla de atrás hacia adelante. El biberón y los tres pañales de juguete yacían a un lado, y mi esposa los levantó también. Le puso el biberón al bebé y comenzó a susurrarle.

Estaba impactado ante la vista de mi esposa mostrándole a una muñeca bebé más atención de la que nunca le había dado a Zooey. Se sentó en el sofá con la muñeca y le quitó el biberón de la boca sin dejar de susurrarle. Los murmullos me sobrecogían de curiosidad, así que me escabullí detrás de ella e intenté escuchar lo que estaba diciendo. Fue difícil al comienzo, pero después de algunos segundos, noté que estaba diciendo lo mismo una y otra vez: «Por favor, llámame mami».

Mi esposa se quedó dormida varios minutos luego de eso, con el juguete de bebé sobre su estómago. Caminé hacia la habitación y agarré una sábana para ella. Después de que la había arropado, regresé a la habitación y me quedé dormido.

Esta mañana, me desperté ante el sonido de mi esposa riendo por primera vez en muchos años. Me apresuré al piso de abajo para ver cuál era la fuente de su risa.

Cuando llegué a la cocina, vi a mi esposa girando en círculos con el bebé de juguete. Zooey estaba sentada; había lágrimas cayendo por sus mejillas. Levanté a Zooey y le pregunté a mi esposa qué era lo que hacía. Cada vez que daba una vuelta, me decía una palabra:

«Solo».
«Estoy».
«Jugando».
«Con».
«Mi».
«Hija».

Le dije que Zooey estaba llorando, pero mi esposa se encogió de hombros y siguió girando con el bebé.
Esto me molestó más que un poco, pero solo llevé a Zooey devuelta a la sala de estar y jugamos con un par de sus muñecas viejas. Una hora después, más o menos, mi esposa sudorosa salió de la cocina y dijo que iba a ir al mall con su hija. Zooey se levantó y corrió hacia habitación para alistarse. Cuando volvió, habiéndose arreglado con su ropa para salir, mi esposa y la muñeca ya se habían ido.
….
Se acercó la hora de ir a dormir de Zooey y la acomodé en su cama. Mientras le colocaba sus sábanas, me preguntó: «¿Mi mami me ama de verdad?». Asentí y le sonreí. Le dije que su mami la quería sorprender con ropa nueva. Zooey se quedó dormida unos minutos después con una sonrisa casi imperceptible en su rostro.

Mi esposa llegó a casa a las nueve de la noche, hace unas horas. Caminé hacia ella y le pregunté qué era lo que le pasaba. Quiso ignorarme, pero seguí bloqueándola hasta que se detuvo y me clavó la mirada. Empujó la muñeca contra mi cara y gritó: «¡Al menos esto es real, mierda! ¿Sabes lo difícil que es pretender contigo? Zooey está muerta. Ha estado muerta. ¿Cuándo vas a dejar de jugar este juego estúpido?».
Le grité que dejara de mentir, pero mi esposa se desplomó en mis brazos y comenzó a sollozar. Zooey bajó las escaleras y nos contempló abrazándonos. Me dio una sonrisa y se dirigió arriba de nuevo.

Empecé a sollozar con mi esposa a medida que los recuerdos me inundaban. Nuestra hermosa hija murió diez días después de que la trajimos a casa desde el hospital. No hubo nada que estuviera mal con ella. Simplemente cayó en un sueño profundo del que nunca despertó. Los doctores nos dijeron que fue un caso de síndrome de muerte súbita, pero yo simplemente no lo quise creer.

Después de que mi esposa se calmara, la senté en el sofá y subí las escaleras. Entré al cuarto de Zooey y vi todos los pequeños envoltorios de papel para sus regalos pegados en las paredes. Los juguetes que le compré estaban ahí, y la nueva cama que le traje hace dos meses estaba ahí; pero Zooey no se encontraba por ningún lado.
Con un suspiro pesado, cerré la puerta de su habitación y caminé a la mía. Revisé todas las fotos en mi laptop que pensé que me había tomado con Zooey, pero solo me estaba tomando fotos a mí mismo.

Casi apagué la laptop, pero decidí procesar mi duelo escribiendo esta carta. Mi esposa había estado actuando erráticamente, pero fui yo quien había enloquecido desde el comienzo.

Mi bebé se ha ido, y solo deseo que pudiera experimentar un día más con ella...

Mi esposa no quiere a nuestra hija

viernes, 2 de agosto de 2019

Negligencia médica

Negligencia médica

"Era un domingo, estaba en mi guardia, son las 9 p.m y llega un paciente de 4 meses a urgencias, la madre del niño desesperada empieza a gritar que hagan algo por él y llora. Hacemos revisión y nos damos cuenta que tiene enterocolitis y distención abdominal, nos impresionamos al ver que a corta edad estuviera con esos problemas, entonces me dirijo con la madre del bebé a darle el diágnostico y preguntarle si sólo le estaba dando leche materna, a lo que ella me responde 'no, le doy probaditas, le doy atole, pollo, tés, arroz, ya que mi leche no le llena, a veces le doy chocolates y café porque me pide y de hecho ayer le hice una fiesta por sus 4 meses y le di unas probadas de pastel, hace 9 días más o menos se sentía mal y no hacía del baño pero tenía que hacer su fiesta y no podía gastar', seguido de eso me comenta que le dio una malteada de Herbalife para "curarlo". Me dio tanto coraje y también me dieron ganas de darle una bofetada por ignorante, le dije que esa fue la causa de que el pequeño estuviera grave.
La mujer me grita que yo no sé nada ni siendo doctor y que eso era bueno, también grita que si le pasa algo, nosotros tendríamos la culpa.
Hicimos lo posible por salvar al bebé pero debido a que ella lo llevó muy tarde al hospital y sus intestinos se le dañaron, lo cual causaron perforaciones, el niño no sobrevivió.
Nuevamente, me dirigí con la mujer a darle la triste noticia, veo que está vez están varios familiares consolándola, al notificarle la muerte, empieza a llorar y a gritarme asesino, la familia rompe también en llanto y tampoco me bajan de asesino y que hemos cometido una negligencia médica. Aquí las preguntas:
¿Fue negligencia médica tratar de salvar a un bebé con intestinos inflamados a causa de hacerlo ingerir alimentos que aún no estaba apto?
¿Fue negligencia que muriera porque a parte de la comida que le daban, no querían gastar por hacerle una fiesta, darle herbalife para no gastar en tratamientos y llevarlo 9 días después de ponerse grave?
Tristemente, algunos padres prefieren escuchar lo que dice la vecina en lugar de un doctor, también dicen no tener dinero para llevarlos a una consulta pero sí para hacerles una fiesta de 300 personas y con toda la comida y decoración cara. Pero el día que su salud corre peligro y mueren o les cause un daño irreversible, la culpa la tenemos nosotros, para ellos es una "negligencia médica" ."

Escrito por un médico, vale la pena leerlo y reflexionar.