Frase para padres #1

Las joyas más preciosas que jamás tendrás alrededor de tu cuello son los brazos de tu bebé.

Frase para padres #2

El único vínculo irrompible en la tierra es el de una madre y su bebe.

Frase para padres #3

El amor a primera vista es el que tienes por tu bebé. Caes tan fuerte que no te puedes levantar de nuevo.

Frase para padres #4

Cada bebé recién nacido es un tipo diferente de flor y todos juntos hacen de este mundo un jardín hermoso.

Frase para padres #5

No supe cuánto amor puede contener mi corazón hasta que alguien me llamó mamá.

Mostrando entradas con la etiqueta Muerte. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Muerte. Mostrar todas las entradas

sábado, 3 de agosto de 2019

Mi esposa no quiere a nuestra hija

Desde el día en el que mi hija nació, me di cuenta de que era alguien especial. La nombramos Zooey, y era el bebé más inteligente que había visto. Con el pasar de cada uno de los meses, amaba a mi niña especial más y más, pero, por alguna razón que desconocía, mi esposa se distanciaba de Zooey a un mismo ritmo. Para el sexto mes, mi esposa ni siquiera podía dar un vistazo en dirección de Zooey. Me daba cuenta de que esto entristecía a Zooey, pero realmente no quería mencionar el asunto. Solo quería que mi hija supiera que la amaba muchísimo.

Zooey dijo su primera palabra cuando tenía cinco meses de edad.
«Papi».

Nunca dijo «mami», no realmente. Ni siquiera «mamá», pero a mi esposa no pareció importarle. En todo caso, finalmente parecía estar de mucho mejor humor.
Para cuando Zooey tenía siete meses, comenzó a caminar. A veces se caía, pero me sentí totalmente impresionado por cuán fuerte era su carácter. En vez de llorar siempre que se caía, solo se levantaba y continuaba intentándolo.
En el primer cumpleaños de Zooey, mi esposa estuvo ocupada en el trabajo. Compartí un día muy especial con mi hija. Le compré un pastel de chocolate para que pudiera derribarlo y devorarlo. No lo tocó, pero se veía perfectamente a gusto con solo observar el pastel con una mirada de maravilla en su rostro.

Pasamos el resto del día jugando con sus regalos hasta su hora de dormir. Mi esposa no llegó a casa hasta las diez de la noche. Le pregunté en dónde había estado, pero solo alzó su palma abierta a la altura de mi rostro y caminó a un lado mío, hacia nuestra alcoba.

Suspiré y vi televisión hasta que me quedé dormido en el sofá. Me desperté por el sonido de mi esposa y Zooey hablando. Mi esposa estaba tratando de hacerla decir «mami». Pero Zooey continuaba aplaudiendo mientras exclamaba «¡papi!» con una sonrisa amplia en su rostro. Esa fue la última vez que mi esposa trató de hablarle a Zooey.

En el día del segundo cumpleaños de Zooey, mi esposa me dijo que se iba a quedar en el trabajo hasta tarde. Traté de rogarle y de razonar con ella para que nos acompañara, pero solo me dijo que no valía la pena. Escuché sollozos desde detrás de mí cuando mi esposa salió de la casa. Me di la vuelta para ver a una Zooey agredida por lágrimas, contemplando afuera de la puerta. Me preguntó si mami no la amaba, pero solo la abracé y le dije que ambos la amábamos mucho. Después de que me separé del abrazo, Zooey me preguntó: «¿Por qué no me habla?». Le dije que mami simplemente estaba estresada, y que no se dejara molestar por ello. Le compré otro pastel, pero me dijo que no le gustaba comer pastel. Pensaba que era muy bello como para ser destruido.

Con un gesto de aprobación, dejé el pastel en la mesa del comedor y saqué tres bolsas decoradas radiantemente de debajo de la mesa. Teníamos la tradición en la que sacaba los regalos para ella y rompía el papel tan cuidadosamente como fuera posible. Le gustaba usar el papel de envoltura a manera de decoraciones pequeñas para su habitación. Los primeros dos regalos eran un juego de listones y un par de libros nuevos. El tercer regalo era una de esas muñecas bebé a las que puedes alimentar y cuidar. Zooey estaba muy emocionada por la muñeca. Jugó con ella en la sala de estar por su propia cuenta hasta que era hora de irse a la cama.

Mi esposa llegó a casa a las once de la noche, y completamente ebria. Parecía que estaba llorando, pero me sentía demasiado cansado como para siquiera tratar de reconocer su presencia. Nuestro matrimonio se estaba cayendo a pedazos, y realmente no sabía cómo repararlo. Pensé que ella solo se iría a nuestra habitación, pero caminó a la mitad de nuestra sala de estar y levantó la nueva muñeca de Zooey. Después de un par de segundos, empezó a abrazar la muñeca y a mecerla de atrás hacia adelante. El biberón y los tres pañales de juguete yacían a un lado, y mi esposa los levantó también. Le puso el biberón al bebé y comenzó a susurrarle.

Estaba impactado ante la vista de mi esposa mostrándole a una muñeca bebé más atención de la que nunca le había dado a Zooey. Se sentó en el sofá con la muñeca y le quitó el biberón de la boca sin dejar de susurrarle. Los murmullos me sobrecogían de curiosidad, así que me escabullí detrás de ella e intenté escuchar lo que estaba diciendo. Fue difícil al comienzo, pero después de algunos segundos, noté que estaba diciendo lo mismo una y otra vez: «Por favor, llámame mami».

Mi esposa se quedó dormida varios minutos luego de eso, con el juguete de bebé sobre su estómago. Caminé hacia la habitación y agarré una sábana para ella. Después de que la había arropado, regresé a la habitación y me quedé dormido.

Esta mañana, me desperté ante el sonido de mi esposa riendo por primera vez en muchos años. Me apresuré al piso de abajo para ver cuál era la fuente de su risa.

Cuando llegué a la cocina, vi a mi esposa girando en círculos con el bebé de juguete. Zooey estaba sentada; había lágrimas cayendo por sus mejillas. Levanté a Zooey y le pregunté a mi esposa qué era lo que hacía. Cada vez que daba una vuelta, me decía una palabra:

«Solo».
«Estoy».
«Jugando».
«Con».
«Mi».
«Hija».

Le dije que Zooey estaba llorando, pero mi esposa se encogió de hombros y siguió girando con el bebé.
Esto me molestó más que un poco, pero solo llevé a Zooey devuelta a la sala de estar y jugamos con un par de sus muñecas viejas. Una hora después, más o menos, mi esposa sudorosa salió de la cocina y dijo que iba a ir al mall con su hija. Zooey se levantó y corrió hacia habitación para alistarse. Cuando volvió, habiéndose arreglado con su ropa para salir, mi esposa y la muñeca ya se habían ido.
….
Se acercó la hora de ir a dormir de Zooey y la acomodé en su cama. Mientras le colocaba sus sábanas, me preguntó: «¿Mi mami me ama de verdad?». Asentí y le sonreí. Le dije que su mami la quería sorprender con ropa nueva. Zooey se quedó dormida unos minutos después con una sonrisa casi imperceptible en su rostro.

Mi esposa llegó a casa a las nueve de la noche, hace unas horas. Caminé hacia ella y le pregunté qué era lo que le pasaba. Quiso ignorarme, pero seguí bloqueándola hasta que se detuvo y me clavó la mirada. Empujó la muñeca contra mi cara y gritó: «¡Al menos esto es real, mierda! ¿Sabes lo difícil que es pretender contigo? Zooey está muerta. Ha estado muerta. ¿Cuándo vas a dejar de jugar este juego estúpido?».
Le grité que dejara de mentir, pero mi esposa se desplomó en mis brazos y comenzó a sollozar. Zooey bajó las escaleras y nos contempló abrazándonos. Me dio una sonrisa y se dirigió arriba de nuevo.

Empecé a sollozar con mi esposa a medida que los recuerdos me inundaban. Nuestra hermosa hija murió diez días después de que la trajimos a casa desde el hospital. No hubo nada que estuviera mal con ella. Simplemente cayó en un sueño profundo del que nunca despertó. Los doctores nos dijeron que fue un caso de síndrome de muerte súbita, pero yo simplemente no lo quise creer.

Después de que mi esposa se calmara, la senté en el sofá y subí las escaleras. Entré al cuarto de Zooey y vi todos los pequeños envoltorios de papel para sus regalos pegados en las paredes. Los juguetes que le compré estaban ahí, y la nueva cama que le traje hace dos meses estaba ahí; pero Zooey no se encontraba por ningún lado.
Con un suspiro pesado, cerré la puerta de su habitación y caminé a la mía. Revisé todas las fotos en mi laptop que pensé que me había tomado con Zooey, pero solo me estaba tomando fotos a mí mismo.

Casi apagué la laptop, pero decidí procesar mi duelo escribiendo esta carta. Mi esposa había estado actuando erráticamente, pero fui yo quien había enloquecido desde el comienzo.

Mi bebé se ha ido, y solo deseo que pudiera experimentar un día más con ella...

Mi esposa no quiere a nuestra hija

domingo, 28 de julio de 2019

Relato de un hijo que perdió a su madre

Compartimos un triste relato de un hijo que perdió a su madre y quiso contar y compartir su historia en nuestro blog.

Relato de un hijo que perdió a su madre

Relato de un hijo que perdió a su madre

Todo empezó un 25 de junio 2015 por la noche, y a partir de un 21 De septiembre del mismo año mi vida empezó a cambiar, pasaban los meses y yo me acostumbraba más a ella, y le daba más sentido a mi vida, y así pasaron los meses aún a pesar de los problemas y algún tipo de celos todo marchaba bien, y sin pensar ya no sólo meses los que pasaban si no años, pero aún así marchaba bien hasta el segundo año aún teniendo problemas y malos entendidos supimos afrontar y salir adelante, pero la distancia que nos separaba cambio nuestra relación pues intentaba solucionar todo eso de la distancia estando cerca de ella y empezar un 2019 a tu lado, hice todo lo posible dejando todo atrás, 15 de febrero en Sucre feliz esperando a que ya se venga a la ciudad para poder estar a tu lado eh intentar recuperar y fortalecer la relación que teníamos pues no tuve chance desde que llegué sólo te había visto con 4 veces.

Jueves 28 de marzo quedamos vernos horas antes de su viaje no fue así no pude verla no pude despedirme de ella, lunes 4 de marzo por la tarde empezó la discusión de La nada, quería solucionarlo en persona pero no fue así, martes por mañana 07:35 am aproximadamente despierto, le escribo normal con mucho cariño y AMOR preguntando que como esta... minutos después me llegan mensajes suyos fríos y secos y minutos más tarde un "aquí la dejemos ya no puedo más sigue con tu vida chau" dolió bastante esas palabras esa frase, no hice nada al respecto me deje llevar con mi orgullo... pero pasaron los días sin escribirnos lo echaba mucho de menos la EXTRAÑABA, pues deje mi orgullo atrás lo volví a escribir intentaba arreglar las cosas y estaba seguro de que todo iba a volver a la normalidad estaba seguro con todas las cosas que nos sabíamos decir, pero el destino no lo quiso así otra ves me deje llevar con mi orgullo, había algo muy dentro mio que pedía un intento más, lo hice, hice un último intento dejando a un lado mi orgullo y sin importar que tan bajo caiga mi dignidad., pero llegue tarde sin explicación alguna para ella ya había acabado todo, la verdad esa noche hubo palabras que me rompieron el corazón, alma, (estoy yendo a mi otra cita déjame ir...) pero al menos lo intente y ahora vivo tratando de superarla se no está siendo fácil en cada pequeña cosa detalle siempre ella siempre esta mi mente no cuanto cuanto tiempo me tome superarla pero se que lo voy a lograr.

Martes 2 abril 2019 intentado alejarse para así poder superarse más fácil, pero es algo imposible me doy cuanta ahora por muy lejos que este siempre la recuerdo, se Ah clavado tan dentro mío que la recuerdo a vas a instante...
Ahora se que debo acostumbrarme a vivir sólo con sus recuerdos, aunque sigue habiendo algo muy dentro mio que me pedía un intento más, pero recuerdo esas palabras que rompieron el alma, se que dolió bastante las palabras que me dijo aquella noche pero aun sin importar todo eso yo aún la AMO MUCHO lo sigo queriendo ella es todo para mi y se que aún había alguna esperanza para darnos un último intento pero ninguno de los dos se atrevió a tomar la iniciativa yo no tuve el coraje por que mi dignidad, autoestima había caído muy bajo, había sido pisoteado aquella noche (18/03/19).
Volviendo atrás aquella noche el dolor de esas palabras que me dijo,( déjame ir estoy yendo a mi otra cita...) había sido tan grande tan inmenso que muy estúpidamente pensé en suicidarme en esos momentos sentí que mi vida había acabado que mi vida ya no tenía sentido, pero mi mamita y amigos me ayudaron en esos momentos tan difíciles por los que estaba pasando, intento usar esa motivación que mis amigo me dan para salir adelante, es difícil aprender, entender que ya todo acabó.

Pero que sea como el destino lo quiera, mientras tanto Sólo queda esperar dejar a que todo pase y por otro lado tengo una motivación muy grande y esa es mi MAMITA, la que aún a pesar de mis errores fracasos siempre esta ahí para apoyarme, ayudarme a levantar de las caídas que tengo la única que ME QUIERE ME AMA aún a pesar de mis errores ella siempre esta allí eso es si es AMOR puro y verdadero TE AMO MUCHÍSIMO MAMÁ.
"EL AMOR DE MAMÁ ES UNICO"

Ya ha pasado un mes y una semana y más de que decidiste salir de mi vida la verdad la echo mucho de menos, la extraño, extraño contarle las cosas que me pasan día a día extraño esos mensajes de buenos días extraño muchísimas cosas más, la verdad me hace muchísima falta me esta siendo muy difícil superarse, del daño y el vacío que dejo en mi, ay noches en las que la sueño a mi lado feliz pero sólo es un sueño sueño por que cuando despierto estoy solo sin ella, de eso desearía quedarme dormido para siempre para poder tenerla a mi lado y pensar que no sólo es un sueño.