Frase para padres #1

Las joyas más preciosas que jamás tendrás alrededor de tu cuello son los brazos de tu bebé.

Frase para padres #2

El único vínculo irrompible en la tierra es el de una madre y su bebe.

Frase para padres #3

El amor a primera vista es el que tienes por tu bebé. Caes tan fuerte que no te puedes levantar de nuevo.

Frase para padres #4

Cada bebé recién nacido es un tipo diferente de flor y todos juntos hacen de este mundo un jardín hermoso.

Frase para padres #5

No supe cuánto amor puede contener mi corazón hasta que alguien me llamó mamá.

Mostrando entradas con la etiqueta Psicología. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Psicología. Mostrar todas las entradas

martes, 9 de julio de 2019

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Mudarse es difícil para todos, pero especialmente para los niños pequeños. Para ellos, la mudanza es similar a tener su mundo entero desarmado, que literalmente es lo que está sucediendo. Por eso, aquí le dejamos algunos consejos para hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño.

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Cómo hacer una mudanza más fácil para un niño pequeño

Primero, asegúrese de que su hijo sepa que todos se están moviendo, para que no sienta que va a ir solo o que se quedará atrás.

Antes de que llegue el momento de subirse a los camiones de la mudanza para llevar sus cosas sobrantes a los guardamuebles las palmas, si es posible, visite la nueva casa varias veces para que pueda acostumbrarse tanto a su nuevo espacio como a la idea de cambiar de un lugar a otro. Puede reaccionar de dos maneras: podría emocionarse con sus nuevas instalaciones, o se molestará porque nada le parece familiar. Luego, tome fotos de cada habitación de su antigua casa. ¿Hay algún rincón en particular en el que disfrute esconderse? ¿Ha estado marcando su altura contra una pared? Documéntelo todo para la posteridad y reúna las fotos en un álbum que pueda hojear cuando quiera. Si se muda a un vecindario (o estado) completamente diferente, puede incluso querer tomar fotos de la plaza de la esquina o de la floristería en la calle. Si su hijo está acostumbrado a verlos en su camino al parque o a la guardería, los echará de menos.

Cuando llegue el momento de comenzar a empacar, pídale a su niño que lo ayude a empacar su habitación. Esto le asegurará que todos sus juguetes y tesoros la acompañarán, y también se sentirá más cómodo sabiendo dónde están sus cosas. Etiquete sus cajas claramente y colóquelas con las cosas que planea desempaquetar primero. Si va a llegar a su nueva casa antes de que lleguen sus muebles y otras cosas, es posible que desee empacar una caja particular por separado con las cosas más importantes de su niño y llevarla consigo en su automóvil. Asegúrele que nada se perderá en el tránsito.

En su último día en la casa vieja, acompañe a su niño en un recorrido por cada habitación para que pueda despedirse. Si bien este ejercicio puede parecerle tonto y llevarle mucho tiempo, significa mucho para un niño que quiere y necesita una transición más suave. ¿Y quien sabe? Estas despedidas también pueden ayudarlo a encontrar un cierre, especialmente si el lugar que está dejando atrás ha sido el hogar para usted y su familia durante mucho tiempo.

Su hijo necesita consistencia para sentirse seguro, así que una vez que esté en la casa nueva, instale su habitación primero, sin importar cuán caótico sea el resto de la casa o cuánto se esté muriendo por desempacar los cubiertos. Asegúrese de que tenga acceso a todas las cosas que ama y usa todo el tiempo, como sus materiales de arte o sus libros favoritos. Si hace esto, entonces su bebé tendrá un santuario al que ir cuando se sienta abrumado por todas las cajas desempaquetadas en el resto de la casa. Desembale la cocina a continuación, para que sepa que puede obtener comida o jugo de la nevera o pedir algo para comer cuando quiera. Los niños son muy simples, quieren refugio y sustento. También quieren que sus padres los tranquilicen durante este período inquietante, por lo que en las primeras semanas después de mudarse, trate de estar más disponible para él. Si trabaja, tómese un tiempo libre o levántese un poco más temprano en la mañana para poder darle la atención adicional que necesita en este momento tan particular. También puede querer posponer cualquier plan de vacaciones, al menos hasta que se establezca. Cualquier otro cambio en este momento, incluso los más pequeños, como un viaje familiar, podrían hacer que se sienta más perdido o desconcertado de lo que ya se siente.